¿El agua dura es perjudicial para nuestra salud?

¿Qué es la dureza del agua? ¿Es perjudicial un agua dura para nuestra salud? ¿Cuáles son sus beneficios?

Seguramente hayas oído hablar alguna vez de términos como agua dura, también conocida como calcárea o del agua blanda, aunque a menudo no sabemos porqué le llamamos de esta manera. Cada día somos más conscientes de la importancia que tiene el agua y una buena hidratación para nuestra salud y es por eso que en este artículo te sacaremos de dudas con respecto a la dureza del agua.

Cuando hablamos de la dureza del agua, hacemos referencia a la densidad de minerales, como calcio y magnesio que hay en determinada cantidad de agua y está relacionada con la naturaleza geológica del suelo. 

El agua del grifo, antes de llegar a nuestros hogares, pasa por diferentes formaciones geológicas que van a determinar la concentración de sales de calcio y magnesio en el agua. Cuanto más depósitos de piedra caliza tenga el agua, mayor será su dureza. En cambio, si posee silicatos, como el granito, la presencia de calcio y magnesio será mucho menor. La dureza tiene que ver también con el sabor del agua, ya que si tiene mayor concentración de minerales, su sabor será algo más fuerte.

Demostrando así que la definición de agua que se nos enseñó en la escuela "El agua es un líquido incoloro, inodoro e insípido" se encuentra muy alejada de la realidad. El summelier de aguas Faustino Muñóz Soria, en una nota Alimente afirma "El origen del agua marca tanto su personalidad como lo que sucede con el vino. Cada una coge en su viaje una serie de minerales que la hacen única".

La función de las sales minerales es esencial para gozar de una óptima salud y son las encargadas de la formación de los tejidos del cuerpo humano, además de ser las controladoras de las funciones orgánicas.

FI_cD3SCGVy2Urn_u0uK74c_u5HU1rmhaL7zsQ7L

Entonces ¿Es perjudicial para nuestra salud beber de un agua dura?

La respuesta es no. Solemos creer que el agua mineral embotellada nos ofrece mayor seguridad sanitaria que la de grifo, pero lo cierto es que las aguas duras no sólo no son perjudiciales para la salud, sino que su consumo es beneficioso tanto para nuestro organismo como para el medioambiente, pues dejamos de consumir plástico de un sólo uso y aprovechamos los minerales como calcio y magnesio. Por otro lado, si es posible que estos minerales perjudiquen la vida útil de electrodomésticos, ya que contribuyen a la acumulación de sarro reduciendo la eficacia de estos.

La cal en el agua

Muchas veces hemos recibido preguntas relacionadas a los depósitos blanquecinos que en alguna ocasión pueden quedar en la jarra, de aquellas personas que viven en zonas de aguas duras como Barcelona o Jaén y podemos ver el desconocimiento que hay sobre la materia, ya que tienen la falsa creencia de que la cal es perjudicial  para la salud. Es cierto que el agua dura puede tener mayor sabor dependiendo de la zona y de la cantidad de minerales que posea, pero no por ello va a hacernos daño.

Además, muchos filtros de jarras de agua convencionales llevan un producto químico llamado resina de intercambio iónico, que lo que hace es cambiar iones de calcio y magnesio por iones de sodio, para así quitarle la cal, dejando un agua con poco oxígeno y un pH ácido, además de la multitud de problemas que puede generar la ingesta en exceso de sodio.

Los beneficios del calcio

El calcio es un mineral importante para el correcto funcionamiento del cuerpo. Ayuda a proteger huesos y dientes, y el tener los niveles equilibrados de calcio puede ayudar a prevenir la osteoporosis. El corazón, los músculos y los nervios también necesitan del calcio para funcionar correctamente.

m1BoiDSyiYoX7IR2sjKCcdDlPPwSY1MM3IEzQ9IG

Relación entre aguas duras y baja presión arterial

Un estudio reciente publicado en el Journal of the American Heart Association ha relacionado el beber agua con alta concentración de sales minerales, es decir, un agua dura, con una baja presión arterial

El estudio se realizó en una región costera de Bangladesh donde las fuentes de agua potable pueden variar en salinidad debido a la afluencia de agua de mar. Y donde se comparó los niveles de presión arterial de la gente que bebía agua salina, con aquellos que la bebían pura.

Teniendo en cuenta que el agua salina es la que contiene más partículas de sodio, mineral conocido por elevar la presión arterial,  el estudio reflejó curiosamente que los participantes que bebieron agua salina tenían más baja la presión, debido a su contenido de calcio y magnesio. El Dr. Abu Mohammed Naser, a cargo de la investigación, explica que “El calcio y magnesio son protectores y disminuyen la presión arterial” y que los beneficios de estas sales minerales sobrepasan el daño del sodio. Naser también comenta que estos minerales en el agua tienen una mejor recepción en nuestro organismo que incluso la comida, porque “los químicos en los alimentos pueden interferir en la absorción”.

Es por esto la importancia de llevar un estilo de vida saludable y una alimentación equilibrada, ya que cabe destacar que la hipertensión, es la principal causa prevenible de defunción en todo el mundo, y que aumenta el riesgo a padecer ataques al corazón y otros problemas relacionados.

Para finalizar os compartimos un vídeo muy interesante que hemos realizado respondiendo a vuestras preguntas sobre las aguas duras y blandas.

Si quieres más información con respecto a este tema podéis echar un vistazo al estudio realizado por el Dr. Félix Millán Rodríguez de la Fundación Puigvert en Barcelona y  donde hemos analizado las aguas embotelladas y de grifo españolas y las implicaciones de su consumo en la litiasis urinaria. Puedes verlo haciendo clic aquí.

Productos relacionados

Comparte esta entrada

Comparte esta entrada

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
  • 1181ea054abea9d7291f211af25c09d6.jpg
  • fecb750be1ff8404bb758bea100c4a3d.jpg
  • f0b07e7cf7b2915a2e579b9ec8e4675d.jpg
Aceptar

Utilizamos cookies de terceros. Al continuar navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información sobre las cookies