Las terapias con Vitamina C y dieta alcalina mejoran la salud del paciente

Dr Alejandro Stevens

Las terapias con Vitamina C y dieta alcalina mejoran la salud del paciente

La biomedicina entrega un nuevo enfoque a personas que presentan alteraciones en su salud y los invita a participar en su propia mejoría

Vitamina C y dieta alcalina: Por el Doctor Alejandro Stevens desde Chile

Un enfoque innovador aunque no nuevo, se está promoviendo cada vez más en Chile entre los pacientes de enfermedades asociadas a desequilibrios en la alimentación, la forma y estilos de vida. “Hoy día se empieza a descubrir que los problemas de metabolismo del azúcar, que nosotros llamamos Diabetes, son por el déficit que tenemos de no producir Vitamina C desde el azúcar, por eso esta se acumula”, indica el Doctor Alejandro Stevens, fundador y director médico del Centro de Medicina Biológica de Chile.

La mayor parte de los animales sintetizan desde el azúcar la Vitamina C. Sin embargo, los seres humanos y otras especies perdieron la capacidad de sintetizar el azúcar para convertirla en Vitamina C, por lo que deben obtenerla de manera exógena de los alimentos. La Vitamina C, entre otras funciones, es esencial para la producción de colágeno, y su carencia provoca enfermedades llamadas “colagenopatías” o mesenquimopatías como la esclerodermia, lupus o la artritis reumatoide, entre otras.

Tradicionalmente, los médicos especialistas tratan estas enfermedades pero no asumen que pueden deberse a una falta de Vitamina C.

El doctor Stevens destaca que lo tradicional es creer que la “Vitamina C debiera venir en frutas y verduras, pero el porcentaje de absorción en el ser humano, también es bajo. No más allá de un 10 a 12% de lo ingerido de la Vitamina C se absorbe. Es un problema no inherente a la Vitamina C, sino que inherente a la mucosa que está inflamada por lo que comemos”, explica.

Este síndrome inflamatorio de las mucosas digestivas, se debe a que comemos alimentos que no debemos y al mantenerse inflamada la mucosa, también la Vitamina C se absorbe poco. Los alimentos más dañinos son los lácteos, el azúcar, la harina blanca de trigo y almidones.

El déficit crónico de Vitamina C en el ser humano moderno, ha dado paso a un pseudo escorbuto, similar a la enfermedad de los marineros que al atravesar océanos, pasaban meses sin consumir frutas frescas, por lo que tenían déficit de esta vitamina.

En síntesis, el Doctor Alejandro Stevens señala que “juntando todas esas características, como por ejemplo que nosotros no producimos Vitamina C, y que la que recibimos de frutas y verduras está oxidada por la cadena de frío por las que éstas pasan, tenemos así un déficit crónico de Vitamina C que se expresa como un pseudo escorbuto”. Entre sus síntomas se cuenta la inflamación gingival, caída de pelo, piel reseca, entre otros.

 

Vitamina c

Vitamina C y dieta alcalina

El Doctor Alejandro Stevens señala que a su Centro de Medicina Biológica llegan a tratarse pacientes que presentan estrés oxidativo. “Es la acumulación en exceso de radicales libres. Para revertir la situación, el cuerpo echa mano a los principales antioxidantes como son la Vitamina C y la Vitamina E”.

Las dosis terapéuticas de Vitamina C para el tratamiento de patologías crónicas degenerativas son del tipo megadosis en modalidad endovenosa. Se inicia un tratamiento con cargas de 10 gramos pero se puede llegar hasta los 50 gramos. También se hacen cambios de hábitos con dietas alcalinas que incluye el consumo de aguas alcalinizadas, sobre todos aquellas que entreguen un agua con un pH superior a 8,5.

Aquí se destaca la jarra Alkanatur, de origen europeo, certificada, la cual además de su alto poder de pH, entrega antioxidantes con un ORP de hasta -700. Estos últimos combaten directamente el estrés oxidativo producido por los radicales libres.

La dieta alcalina consiste en eliminar el azúcar y las harinas refinadas por su alta acidez. También las emociones negativas acidifican el entorno celular. La dieta consiste en que el 80% de los alimentos deben ser alcalinos, entre ellos: algas, frutos secos, bayas, brotes y legumbres, frutas y vegetales verdes.

“Como médico biológico”, señala el Dr. Stevens, “lo que más me interesa es procurar la BioRegulación que el mismo cuerpo hace para auto curarse a través de sus sistemas de auto curación”.

En relación al pH, lo ideal es que el organismo tenga un pH de 7,4. “En ese punto de pH el cuerpo funciona desde el ámbito metabólico, fisiológico, neurológico, y endocrino en mucho mejores condiciones ya que el sistema enzimático tiene una mejor función”, explica el Dr. Stevens.

La Vitamina C es una molécula que la naturaleza generosamente nos brinda y nosotros la tenemos muy olvidada y todavía sabemos poco de ella”, indica el doctor, y luego agrega que la “Vitamina C se puede usar como tratamiento Anti envejecimiento. Cuando las bodegas de Vitamina C están llenas en el organismo, éste puede echarle mano para utilizarla y hacer con ella toda la reparación que se necesita”, finaliza el médico.

El doctor Stevens destaca que para recuperar el equilibrio “lo ideal es que se alimente bien, tenga sentimientos positivos y un ejercicio moderado”.

Comparte el post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *