¿Que es el estrés oxidativo y como puede impactar en la salud?

¿Que es el estrés oxidativo y como puede impactar en la salud?

¿Qué es el estrés oxidativo?

El estrés oxidativo es un tema que despierta muchas dudas en la actualidad, sobre todo cuando es importante entender el consumo de alimentos que contengan antioxidantes o el consumo de agua alcalina con potente efecto antioxidante. Es importante conocer, primero, que es el estrés oxidativo, cuáles son las consecuencias en el organismo y conocer la causa del estímulo de este proceso.

El estrés oxidativo es el proceso que ocurre en el cerebro y en diferentes órganos del cuerpo, que se da como consecuencia del consumo excesivo de oxígeno y otras sustancias vulnerables al proceso oxidación y degeneración, como los lípidos, por parte de las células, teniendo como consecuencia un proceso bioquímico llamado oxidación, generando compuestos llamados radicales libres (ver aquí).

Conocida como la principal consecuencia del estrés oxidativo, es la producción de radicales libres. Estos radicales libres son átomos “desapareados” o con cargas eléctricas inestables, lo cual aumenta su reactividad. Estos átomos recorren todo el organismo buscando otras moléculas para poder estabilizarse electroquímicamente.

Estrés oxidativo

Este proceso de reactividad química, tiene importantes consecuencias, porque estos átomos llamados “radicales libres” pueden unirse a células sanas estimulando procesos neoplásicos (crecimiento anormal de las células) o causando daños en tejidos importantes, como los órganos vitales.

El cerebro, con su alto consumo de oxígeno y el contenido rico en lípidos, es altamente vulnerable al estrés oxidativo. Por lo tanto, el daño oxidativo inducido por el estrés en el cerebro tiene un fuerte potencial para impactar negativamente en las funciones normales del sistema nervioso central.

Las principales enfermedades neurodegenerativas del sistema nervioso central y periférico, está asociado al daño causado por el estrés oxidativo y los radicales libres. El nivel degenerativo que esto causa, está asociada a enfermedades como la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, también está asociado a trastornos psiquiátricos, como la depresión y la ansiedad.

¿El oxígeno es perjudicial para la salud?

El oxígeno, así como el agua, es totalmente indispensable para la vida. El trayecto del oxígeno pasa por las fosas nasales hasta los pulmones, luego es almacenado y transportados por los glóbulos rojos, gracias a la proteína hemoglobina, hacia todos los tejidos de los órganos. Todas las células reciben su porción de oxígeno para poder llevar a cabo procesos bioquímicos importantes, como la producción de energía.

Estrés oxidativo

La oxidación es un proceso químico natural y también es indispensable para la vida. Este mismo proceso es el encargado de producir la energía necesaria para el funcionamiento de las células. Entonces, tanto la oxidación como el oxígeno, no son perjudiciales para el organismo en el estricto sentido, sino el proceso de estrés oxidativo y la falta del consumo de antioxidantes que puedan contrarrestar estos efectos.

¿Cómo se produce el estrés oxidativo y los radicales libres?

El estrés oxidativo puede ser causados por factores internos o externos. Una de las principales razones del estrés oxidativo es el mal funcionamiento del metabolismo de las células. Este metabolismo es el encargado de producir energía y otros compuestos bioquímicos importantes, cuando el metabolismo no se da de forma adecuada, empieza a producir radicales libres.

Algunos factores acentúan el proceso de estrés oxidativo, como la nicotina, el excesivo consumo de alcohol, alimentos refinados, elevado consumo de grasas no saludables, consumo de drogas, el embarazo, la falta de ejercicio físico, entre otros factores. Estos procesos pueden impactar en el metabolismo celular teniendo consecuencias importantes.

Estrés oxidativo

Entre los factores externos a tener en cuenta que aumentan el estrés oxidativo, se encuentra la contaminación ambiental, los rayos ultravioletas, los fertilizantes artificiales y herbicidas, también infecciones causados por virus, bacterias o parásitos. Estos distintos factores también pueden alterar el metabolismo celular o aumentar el proceso de oxidación.

¿Qué importancia tienen los antioxidantes en el estrés oxidativo?

Los antioxidantes y el estrés oxidativo están completamente relacionados. La principal función de los antioxidantes es de neutralizar el efecto de los radicales libres, esto sucede como un mecanismo de defensa natural.

Una de las causas del acelerado estrés oxidativo es la ausencia de antioxidantes en el organismo, para esto se recomienda una mejor alimentación, basado en vegetales con alto contenido de nutrientes, aceites saludables, tomar agua alcalina, además de hacer ejercicio físico.

Estrés oxidativo

Los antioxidantes son los encargados de mantener un equilibrio en los procesos oxidativos, esto tiene como efecto la prevención de enfermedades degenerativas, como enfermedades cardiovasculares, enfermedades degenerativas del cerebro…

¿El estrés oxidativo puede causar envejecimiento?

Estrés oxidativo

La respuesta es sencillamente sí. El estrés oxidativo es uno de los principales factores del envejecimiento celular, esto como consecuencia del continuado “ataque” de los radicales libres a todas las células del cuerpo, entre la más notoria, a las células de la piel, causando el evidente envejecimiento.

A medida que avanzan los años, el nivel de antioxidantes biodisponibles del organismo va disminuyendo, perdiéndose el equilibrio de antioxidantes y oxidación. Esto trae como consecuencia el ataque de los radicales libres sobre las células y sus principales componentes, como el ADN, los lípidos y las proteínas.

Otro factor importante a considerar, es la disminución de la producción celular, quedando expuestas todas las células que ya han recibido este “daño” sin la posibilidad de poder regenerarse.

El estrés oxidativo es una de las principales responsables del envejecimiento y una forma de disminuir este efecto, es el constante consumo de antioxidantes y evitar a toda costa, que se produzca el estrés oxidativo. Una adecuada nutrición basada en vegetales con alto poder antioxidante es importante para reducir el impacto del envejecimiento.

¿Cuál es la relación del estrés oxidativo y las enfermedades cardiovasculares?

Estrés oxidativo

El estrés oxidativo tiene una gran cuota de responsabilidad en las enfermedades cardiovasculares. Uno de las principales causas de enfermedades cardiovasculares es la arteriosclerosis y esto está ampliamente asociado con el estrés oxidativo.

La arteriosclerosis es el taponamiento progresivo de las arterias a causa de la acumulación de placas de ateroma o cúmulos de colesterol que se deposita en el interior de las arterias, específicamente en el subendotelio.

La formación de la arteriosclerosis y las placas de ateroma es consecuencia de la oxidación del LDL (lipoproteína de baja densidad), también conocido como el “colesterol malo”.

Este LDL es captado por los macrófagos (células del sistema inmunológico) transformándose en otro tipo de células llamado “células espumosas”, estas células se acumularán en el endotelio o capa interna de las arterias, hasta formar placas (conocidas como placas de ateroma) que van a reducir el paso de la sangre por estas vías.

La principal consecuencia de la arteriosclerosis y la oxidación de LDL, es el bajo o nulo paso de sangre por las arterias que llevan sangre a los músculos del corazón, causando necrosis de las fibras musculares o infarto agudo al miocardio, también es causante de hipertensión arterial.

Esta es otra razón poderosa para el consumo de antioxidantes y de una alimentación sana, especialmente para detener el proceso de estas enfermedades.

¿El estrés oxidativo puede agravar el proceso de diabetes mellitus?

El estrés oxidativo es un agravante especial del proceso de diabetes mellitus, llegando a ser uno de los principales causantes de todas las consecuencias de esta enfermedad. El proceso de estrés oxidativo también puede funcionar como un factor de “retroalimentación” de glucosa, evitando las posibilidades de poder mantener estos niveles estables y poder curar la diabetes.

La diabetes mellitus es causado por la imposibilidad del organismo de poder metabolizar la glucosa por falta de la producción de insulina (diabetes mellitus tipo 1) o la imposibilidad de las células de poder asimilarla y usarla para producir energía, teniendo como consecuencia su acumulación en sangre (diabetes mellitus tipo 2).

La glucosa es una molécula con una alta susceptibilidad a ser oxidada, este es un proceso que ocurre naturalmente en las células para poder obtener energía, pero durante la diabetes, el exceso de glucosa en sangre aumenta la oxidación sin ningún tipo de control y este es el mejor ejemplo del estrés oxidativo.

La diabetes es un padecimiento que aumenta exponencialmente la producción de radicales libres en el organismo, producto de la excesiva oxidación de las moléculas de glucosa que se encuentran libre en sangre.

La producción excesiva de estos radicales libres de uno de los causantes de las agravantes de la diabetes mellitus, como los problemas renales, la hipertensión arterial, los problemas de neuropatías y otros daños causados a los tejidos del organismo. El estrés oxidativo está ampliamente relacionado con la diabetes mellitus.

¿De qué forma puedes ayudar a disminuir el estrés oxidativo?

Como ya hemos mencionado anteriormente, la mejor forma es el consumo de alimentos y bebidas que contenga antioxidantes como el agua alcalina Alkanatur. Los vegetales verdes contienen un alto contenido de antioxidantes importantes, las hortalizas también, como el contenido de betacaroteno de las zanahorias o el licopeno de los tomates.

Estrés oxidativo

Estudios recientes han comprobado la eficacia del consumo moderado de vino tinto por su contenido de antioxidantes, debido a la presencia de flavonoides, otro potente antioxidante de la naturaleza.

La dieta mediterránea también está estrechamente relacionada con el aumento de antioxidantes en el organismo, especialmente por incluir grasas saludables como el aceite de oliva, el consumo de pescados azules como el salmón, el atún y las sardinas, el alto consumo de vegetales como la espinaca y el brócoli, además del consumo regular de vino tinto.

Comparte esta entrada

Comparte esta entrada

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento
Aceptar

Utilizamos cookies de terceros. Al continuar navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información sobre las cookies