Propiedades de las judías verdes: Una ayuda para luchar contra la astenia otoñal

Propiedades de las judías verdes: Una ayuda para luchar contra la astenia otoñal

¿Conoces todas las propiedades de las judías verdes? Seguro que más de una vez las has visto en la sección de frutas y verduras de tu tienda de alimentación habitual, pero no te has atrevido a comprarlas porque no sabes cómo cocer judías verdes o qué recetas preparar con ellas.

Pues no te preocupes, en este post te vamos a explicar cuáles son todas las propiedades de este fruto que pertenece a la familia de las leguminosas y que puedes comprar durante todo el año, aunque su época de máximo esplendor comienza en el mes de mayo y finaliza en octubre.

 

 propiedades-judias-verdes

 

Origen y composición nutricional

‘Habichuelas’, ‘porotos’, ‘vainitas’, ‘fesols’… Las denominaciones empleadas a la hora de referirse a las judías verdes varían, dependiendo de la parte del mundo en la que uno se encuentre.

Ahora bien, a la pregunta ¿qué tipo de planta es la judía verde? La respuesta es algo más compleja de lo que puede parecer en un principio. El motivo es porque la judía verde es considerada tanto legumbre como verdura. Legumbre cuando se consume solo la semilla seca de su interior; y, verdura, cuando se consume la vaina verde, como si fuera una verdura fresca. Esta combinación convierte a la judía verde en un alimento muy completo y equilibrado, el cual, te aconsejamos incorpores a tu menú de comidas semanales, por su gran cantidad de beneficios que te explicamos en las siguientes líneas de este post.

En cuanto a su procedencia, diferentes estudios apuntan a que las judías verdes ya eran conocidas en el viejo continente europeo, aunque en formas más primitivas respecto a las que conocemos hoy en día, procedentes de África y Asia. Sin embargo, su época de mayor auge en Europa comenzó tras el descubrimiento de América en el año 1492, siendo España el primer país beneficiado en la introducción de una nueva variedad de judías verdes, proveniente del Nuevo Mundo, mucho más fáciles de cultivar.

Con respecto a las variedades que actualmente se cultivan en el campo y abastecen a los mercados de todo el mundo, encontramos más de 100 tipos distintos de judías verdes, como por ejemplo la judía enana, de enrame, Marbel, de cera, azul… Una lista considerablemente amplia, con respecto a las variedades que un consumidor puede encontrar en el stand de cualquier supermercado.

En último lugar, y atendiendo a la composición nutricional de las judías verdes, cabe destacar su bajo contenido en calorías y grasas; y, su alto porcentaje en minerales como el calcio, magnesio potasio y fósforo. Además, su alto contenido en agua, así como en vitaminas A, B y C convierten a las judías verdes en un alimento muy completo, sobre todo, para hacer frente a estados de cansancio y debilidad, como los provocados por la astenia otoñal y primaveral.

 

composicion-nutricional-judias-verdes

Propiedades judías verdes

A continuación, repasamos, una a una, las propiedades de las judías verdes. Una verdura que te recomendamos consumir de forma semanal, gracias a sus diferentes efectos beneficiosos sobre el organismo, como su poder antioxidante, saciante y depurativo, entre otros. Sigue leyendo para conocerlos todos.

1. Pocas calorías

Concretamente el consumo de 100 gramos de judías verdes tiene un aporte calórico de aproximadamente 30 calorías y 0,2 gramos de grasas. Por ello, se trata de una verdura muy recomendada en dietas de reducción o mantenimiento de peso corporal.



2. Fuente de fibra y efecto saciante

El consumo de judías verdes contribuye a regular el tránsito intestinal y combatir problemas de estreñimiento.

Además, su contenido en fibra tiene un efecto saciante, por lo que constituye un aliado perfecto en dietas de control de peso, ya que, se necesita consumir menos cantidad de producto para sentirse lleno y, por lo tanto, se ingieren menos calorías.



3. Aportan energía

El potasio presente en las judías verdes constituye una ayuda indispensable en épocas como el inicio del otoño o la primavera y en etapas de debilidad o cansancio, ya que, aporta vitalidad y contribuye al adecuado funcionamiento de los músculos.

Por otra parte, el fósforo que contienen las judías verdes es un mineral que interviene en la producción de una molécula conocida como ATP (adenosín trifosfato). Esta molécula constituye una fuente de energía para todas las formas de trabajo biológico del cuerpo, como la transmisión de impulsos nerviosos, la circulación de la sangre y la contracción nerviosa, entre otros procesos internos.



4. Ayudan a la formación y fortalecimiento de los huesos

El fósforo y el calcio presentes en las judías verdes van a intervenir en los procesos de formación de huesos y dientes, ayudando de esta forma a mantenerlos fuertes y sanos; y, también, a prevenir enfermedades como la osteoporosis.



5. Refuerzan el sistema inmunitario

El contenido de magnesio en una porción de 100 gramos de judías verdes es de 26 milígramos. Un mineral que, además, podemos encontrar en el agua filtrada por la Jarra Alkanatur Drops  y entre cuyos beneficios destacan que interviene en los procesos de asimilación y absorción del calcio en los huesos; y, también, contribuye a mantener el sistema inmunitario fuerte ante las amenazas procedentes del exterior, como virus o bacterias.



6. Antioxidante

La vitamina C es un tipo de antioxidante que va a bloquear, en cierta medida, el daño causado por la acción de los radicales libres. Ahora bien, ¿qué son los radicales libres? Se trata de un tipo de moléculas que produce a diario nuestro organismo como resultado del metabolismo de las células. La acumulación de este tipo de sustancias en el cuerpo puede favorecer la aceleración de procesos como el envejecimiento. Por ello, es recomendable consumir judías verdes, ya que, por cada ración de 100 gramos de este alimento, estaremos consumiendo 24 milígramos de vitamina C.



7. Efecto diurético y depurativo

Una ración de 100 gramos de judías verdes contiene 89,6 gramos de agua, prácticamente la misma cantidad que una porción equivalente de melón (90 gramos de agua). Por ello, entre las propiedades de las judías verdes destacan sus cualidades diuréticas y depurativas que permiten al organismo eliminar la sal y el líquido sobrantes a través de la orina, ayudando así a reducir problemas como la hipertensión o el edema (retención de líquidos).

Por último...

Todas estas propiedades de las judías verdes, las convierten en una verdura ideal para consumir durante todo el año, tanto en platos calientes como en ensaladas frías. Y a ti, ¿cómo te gusta prepararlas?

Deja tu comentario y únete a la comunidad Alkanatur. Cada vez son más los amigos y amigas que cuidan de su salud gracias a nuestros posts sobre alimentación y bienestar.

 

Comparte esta entrada

Comparte esta entrada

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento

Nuevo comentario

  • 1181ea054abea9d7291f211af25c09d6.jpg
  • 141f22ed4fc45c83b5c22778f272b687.jpg
  • fecb750be1ff8404bb758bea100c4a3d.jpg